Hace unos días el expresidente chileno Ricardo Lagos, tras reconocer su profunda decepción, preguntaba: “¿Cómo es posible que América Latina no haya dicho ‘todos somos mexicanos’? Lo que está haciendo (Trump) es una ofensa a todos los latinoamericanos”.

Dicen que ha sido la diplomacia mexicana la que ha detenido a algunos países latinos a contenerse, para no embarrar más el campo. Sin embargo, sigue pendiente la respuesta necesaria. Por ejemplo, en los términos en que la planteó el “cervantes” José Manuel Caballero Bonald:

“El ciudadano español que no se considere en algún momento mexicano, colombiano, chileno, es que carece de algún fecundo componente educativo. Ahora mismo, con ocasión de esos execrables agravios perpetrados por Trump contra México, mi condición de español ha incrementado fervorosamente mi modo de ser mexicano. Es decir, comparto sin reservas las acciones contra ese soez agresor”.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.