Hoy es el día. Empieza otro momento. Tardío, quizás; en cualquier caso, lento. El fracaso de la investidura de Rajoy deja abierta una puerta, aunque no lo esté de par en par. La rendija existe.

Sin embargo, el problema es otro: ¿hay alguien que see abrirla?, ¿alguno de los implicados está sinceramente dispuesto a empujar?

shipibo-peru-chasingpic-29El PP, sí; contra natura empuja el portón a favor de quienes pueden dejarle a la intemperie. En plena votación de la investidura de Rajoy, en su segundo intento, a la vista de la que le iba a caer al candidato Mariano, se hace público que el presidente en funciones quiere al exministro José Manuel Soria en el Banco Mundial. ¡Regeneración a tope!

¿Qué le debe? ¿O se trata de simple desfachatez?

Albert Rivera necesita abandonar el hemiciclo, buscar un psiquiatra, comprender el síndrome de condescendencia bajo el que negoció con los populares. Pero, ¿aceptará el trío?

¿Y Podemos?

De la dirigencia del PSOE solo está asegurado el espectáculo de sus contradicciones. Ahora que puede aspirar a convertirse en eje un nuevo tiempo.

¡Viva el circo!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.