Desde que se supo que “Pedro Sánchez viaja a Estados Unidos para apoyar a Clinton” las encuestas han recuperado el tono favorable a la candidata demócrata, el jefe del FBI ha dado marcha atrás en sus insidias contra la exsecretaria de Estado y el mundo ha vuelto a tener confianza en mañana.

pso1El tahúr Sánchez, el que quiso ser autónomo tras haber sido recadero, el que fue destituido por la misma persona que le nombró (¡qué escándalo!), el que hizo su programa con una sola tecla (no-es-no), el que decidió morir para seguir vivo, el que cogía su coche y tomó el avión, el que proclamó su confianza en los mismos a los que acusó de traidores a la causa progresista… no ceja.

Sin haber merecido en ningún caso una confianza ciega (entre otras razones, porque eso no lo merece nadie), mantuvo erguida una pancarta razonable que nunca trató de hacerla, además, probable. Otros, a los que adula, tampoco le ayudaron. Y otros, a los que denigra, le zarandearon. Pese a todo con este nuevo anuncio nos ha devuelto, como poco, la sonrisa.

Mañana será otro día. Veremos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.