Seis denuncias de parejas anteriores no fueron suficientes para impedir la muerte de la séptima.

Soraya Sáenz de Santamaría alerta de la “proliferación de noticias falsas” con “métodos cada vez más sofisticadas”. Sabrán ellos…

El secretario judicial de los ERE no pudo más. Llevaba dos días leyendo los documentos que le reclamaba la fiscalía anticorrupción y se quejó. Ante la negativa del primer imputado de responder a las preguntas que se le formulaban, el ministerio público insistió al secretario para que siguiera reproduciendo todas y cada una de las preguntas realizadas por los fiscales durante la instrucción y estalló. Abandonó su escaño, reclamó a su ayudante que le socorriera y gritó al juez: “Yo también tengo derecho a parar, me estoy quedando afónico, no soy una máquina”. La sala tardó en salir de su asombro. Tan acostumbrados como están a aburrirse, mantuvieron el rostro del tedio.

La tele muestra una crema que protege a la zona vaginal de agentes externos.

– ¿De todos?

– Ojalá.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.