Los medios de comunicación reconstruyen o deconstruyen la realidad, no la reflejan. Ellos mismos se alimentan de falacias y falsedades, ya sean simplemente pretenciosas o pretenciosamente simples.

Escucho una cuña publicitaria de la cadena de mi radio de cabecera: Tras una serie de  frases de políticos reconocibles, una voz rotunda pontifica: ”Ellos hablan, nosotros te decimos qué están diciendo”. No es verdad, porque ellos hablan y “nosotros”, también.

Hubo un tiempo en el que me ofendían el «así son las cosas y así se las hemos contado», con el que un director de informativos protegido por el régimen cerraba su noticiario, o el eslogan que CNN+ convirtió en su seña de identidad: «Está pasando, lo estás viendo».

Los medios no pueden ser la realidad sino, en el mejor de los casos, intérpretes parciales de ella y, por tanto, están obligados a la mesura, a la autocrítica, a la duda. Sin embargo, el afán totalizador y el dogmatismo los preside.

Y cuando no, la memez: en el canal 24 Horas, de TVE, mientras el carrusel de las noticias con off e imágenes van girando, los rótulos atraviesan de derecha a izquierda la pantalla con noticias que me sobrecogen: “La peseta resiste en algunos comercios” o “María Isabel, a medio camino entre su nuevo disco y montar su zapatería”.

Hay momentos en los que la televisión pública española parece sacada del NODO.

Día 5 de enero, informativo de las 3 de la tarde. Hasta el minuto 11 sólo existe una noticia: «Los Reyes Magos ya están en España». Y hablan sin parar de Sus dadivosas Majestades como personajes de carne y hueso, por más que el cuello blanquecino de algún baltasar delate la falsedad del rostro carbonizado. ¿Esto es un informativo o una majadería? ¿Qué capacidad periodística o intelectual se debe atribuir a quien convierte una mentira en el paradigma de la noticia?

Pudieron elaborar una información referida a la cantidad de niños que este año no tendrán reyes o que se deberá conformar con un chisme reciclado o fruto de la caridad. Los que vimos era todo lo contrario.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.