Notas para repensar casi todo lo que ocurre en derredor.

“Quien diga que la España de hoy se parece a la de 1936 es que no sabe cómo era la España de 1936. Pero, por otra parte, y contra lo que estamos acostumbrados a pensar, la historia se repite siempre, sólo que se repite de formas tan distintas que a veces es difícil reconocerla; aunque ahora ni siquiera es difícil: ahora casi se ha convertido en un cliché comparar nuestra época con la de los años treinta, hasta el punto de que algunos historiadores se han sentido obligados a recordar las diferencias entre ambas. Me parece bien. Pero me parece mal –mejor dicho: me parece temerario– olvidar las similitudes entre aquella época terrible y la nuestra: una tremenda crisis, el profundo desprestigio de las élites y las instituciones democráticas y la generalizada rebelión antisistema, el retorno de los nacionalismos y los totalitarismos bajo la forma más o menos suavizada de los populismos de derecha e izquierda, el cambio de una política racional y prosaica por una política épica y sentimental, el uso político de la mentira en dosis masivas… Todo esto estaba en la España y en la Europa de los años treinta y todo esto está en el libro: ¿no te ha parecido oír los discursos que encandilan a los jóvenes al leer las cosas que decía José Antonio Primo de Rivera en 1936, como Manuel Mena? Repito que este libro no habla del pasado, sino del presente, o de un presente que abarca también el pasado”.

Javier Cercas, a propósito de El monarca de las sombras, en una entrevista de LauraFernández publicada en una edición que distribuyó la FNAC junto a la obra del autor de Ibahernando.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.