Estamos en la Emilia Romagna. Llegamos a Compiano. No hay música sin silencio.

Caminamos despacio. Nos detenemos. Charlamos.

Las condiciones las fija el lugar, también el tiempo.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.