El ministro Guindos no se va a caer de su apellido. Llega bragado. Basta comprobar su currículo. ¡Acojona!

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.