Slavoj Zizek se escribe con una tilde en cada zeta, un acento circunflejo al revés, una palomita que dicen en Europa Central y que en idiomas fonéticos como el esloveno debe pronunciarse parecido a nuestra CH, pero con el matiz que los argentinos declaman llamar (yiamar).  Zizek es uno de los más renombrados pensadores, al que cita todo político o bloquero de izquierdas y al que Filosofía Hoy en su primer número llamaba filósofo espectáculo. Y es que Zizek es marxista lacaniano, rara avis en estos tiempos, que llena salas de conferencias y al que siguen multitudes. Riguroso y provocador es todo un hallazgo y fuente de reflexión para esta izquierda tan perdida.

Lady Gaga es un tipa sorprendente, provocadora y enigmática, que desde el principio nos advertía que tenía coco y que lo suyo no es una perfomance hueca. Que piensa la tía, vaya. O eso dicen, sobre todo ella. Inspirada en el Freddie Mercury que fascinó al Gran Pipo y fan del Bowie de Ground Control se ha convertido en una gran estrella del pop más genuino.

El número cinco de Filosofía Hoy vuelve a dedicar un espacio a Zizek por su nueva obra, El Apocalipsis, donde identifica a los cuatro jinetes del apocalipsis del capitalismo global. Nadie como él, hablamos de intelectualidad, está agitando con tanto entusiasmo y energía el debate político en mayúsculas.

Lady Gaga aparece también en la página cuatro del número cinco de Filosofía Hoy, junto a un perfil de María Zambrano, un dossier sobre si “Podemos cambiar el la sociedad”, Epicuro, El Extranjero de Camus y un póstumo dedicado a Semprún. ¿Y qué pinta Lady Gaga entre todos estos? ¿No lo saben ya, no se lo imaginan? Muerta me he quedado … ¡¡Lady Gaga y Zizek son novios!!

Filosofía Hoy no se atreve a contarlo directamente y cuela a la estrella pop. Dejo a los analistas de medios y periodistas del Lagar valoren la idoneidad y el método. ¿No parece más sucio andar con insinuaciones que decirlo abiertamente, mucho más cuando circula por Internet desde hace un mes? ¿Qué problema hay en informar que dos estrellas mediáticas, cada una con su alcance, las ha unido el amor?

No sabemos si a Lady Gaga le ha seducido como se pronuncia Zizek o es el efecto Pigmalion al estilo, aparentemente, de Marilyn y Arthur Miller. Ni nos importa. De todo esto lo que nos atañe es Zizek, los límites o no límites de los media y el papel singular de los no invitados, como Lady Gaga, al debate que, mucho o poco según los gustos, agita la calle en estos días.

El Lagar de Ideas abre con esta crónica rosa (filorrosófica) una serie de ponencias, testimonios o reseñas para animar al debate en este espacio de pensamiento sobre el movimiento que en España se ha bautizado como 15M.  Un debate necesario e imprescindible para alimentar la esperanza de cambiar todo esto o al menos no precipitarnos al abismo, o mejor dicho, resistir ante quienes nos están empujando. Estamos con Zizek en que venceremos.

 

Próxima entrega: ¿Por qué tiene tanto miedo el TDT Party al 15M?

 

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.