Los problemas de la inmigración y la emigración remiten a una misma realidad pero a puntos de vista contrapuestos: los de quienes se saben desposeídos de derechos y los de quienes se creen poseedores de derechos.

Los primeros no tienen razón, porque los derechos también les pertenecen, aunque haya quien se los niegue. Los segundos tienen razón, porque los derechos les pertenecen siempre que no los consideren exclusivos de su identidad o su circunstancia.

¿Por qué esta cuestión plantea tantos problemas?

¿Por qué no reconocer el derecho de cualquier persona a vivir donde quiera o donde crea tener un motivo de ilusión o esperanza?

¿En qué sociedad vivimos para que muchos individuos sean capaces de argüir que defender ese principio alimenta a la xenofobia y a la ultraderecha?

♥ ♥ ♥

Suiza ha decidido negar la residencia a los ciudadanos europeos, porque son una rémora para los dividendos de una sociedad puritana y clasista que acoge con entusiasmo y sigilo a los capitales más oscuros que empobrecen a todos los demás.

♥ ♥ ♥

En España decenas de inmigrantes que alcanzan la costa o los límites de la soberanía española son atacados con disparos, expulsiones, vallas, heridas y muertes.

♥ ♥ ♥

El gobierno español corta de raíz cualquier iniciativa judicial para aplicar la jurisdicción universal en casos de genocidio u otros delitos de extrema  gravedad humanitaria. Se lo había pedido Estados Unidos y se lo ha urgido China: el que paga manda. Si un rescate anterior acabó con muchos de nuestros derechos, este acaba con los vestigios de dignidad que nos quedaban. Hemos conquistado la indigencia económica y la moral. ¡Premio!

♥ ♥ ♥ 

El Gobierno está dispuesto a dar la nacionalidad a todos los sefardíes que tengan relación con los judíos expulsados de Sefarad por los Reyes Católicos en 1492.

¿Por qué no se aplica el criterio primero a los árabes que tengan relación con la expulsión violenta de sus ancestros de Al Andalus en aquella misma época?

¿Porque unos son ricos y los otros, pobres? ¿Unos fiables y otros sospechosos?

¿Unos, de ley y orden, y otros, inestables y esquivos? ¿De derechas, los primeros; volubles, los segundos?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.