A las tres de la madrugada del primer día del año la policía de Ibiza detectó a un conductor que circulaba cerca del puerto de manera poco ortodoxa. Los agentes le dieron el alto y le sometieron a una prueba de drogas. Dio positivo en las cinco sustancias que puede detectar el test.

No ha sido la primera vez.

Hace algunos meses la Guardia Civil detuvo a un conductor en Pontevedra (Galicia) por dar positivo en todas las drogas del test que los agentes realizan en sus controles: cocaína, opiáceos, anfetaminas, metanfetaminas y THC.

La Dirección General de Tráfico, empeñada en que descienda el número de accidentes, reduce la velocidad en carreteras, vigila el uso de los móviles e incrementa el castigo en puntos y advierte de que las víctimas del tráfico ni cesan ni se detienen…

¿Hay remedio con esta gente?

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.