Día 20

Ya no hay lunes

Durante los últimos meses hubo muchos momentos en los que me faltaba tiempo, tal vez también motivos, para atender las exigencias de este diario e incluso de esta web. Otras ocupaciones acaparaban los esfuerzos inútiles que sucesiva y reiteradamente emprendo para sobrevivir a la bruma. Sin embargo, cada lunes un correo electrónico me sacudía de la modorra. Contenía la crítica de cine, siempre acompañada de unas líneas de Juan Antonio con comentarios sobre lo que escribía o no escribía, sobre la necesidad de vernos pronto para comentar el paso del tiempo y sus asuntos, sobre las decepciones acumuladas por una realidad deprimente, sobre nuevos proyectos contra la impotencia.

La crítica de cine semanal. Todos los lunes, sin falta, aunque con unas pocas excepción. Alguna vez el envío se adelantaba en previsión de un viaje o algún compromiso. Así llegaron las últimas: para cubrir un par de semanas en las que estaría de baja.

No habrá más. El último día que hablamos no hubo referencias, tal vez por primera vez en muchos años, a la situación política. Sin embargo, pese a todo, él seguía hablando de cine, de la funesta manía del doblaje, de los manejos de la industria, de algún recuerdo añejo.

Ocurrió lo peor. Aquel viernes nos dejó sin lunes.

 

Día 5

Solo adiós

Hay días que no se quiere escribir. Y otros en los que no se puede.

Hoy coinciden.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.