Un funcionario de la prisión de Estremera, en la que se encuentran varios protagonistas del intento secesionista en Cataluña, se manifiesta públicamente “Contra los presos políticos”. Como ciudadano, una declaración irreprochable. Como funcionario de prisiones…

Su oficio tiene un fundamento previo: la decisión sobre la prisión corresponde a los jueces. Y puesto a ejercer el derecho a la crítica, ¿no merecen otros presos – condenados por el hambre y la necesidad, por un hurto, un impago o un ataque de rabia– dudas más razonables?

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.