Para transformar la sociedad es necesario entender su complejidad. Cuando los líderes políticos reclaman el respaldo de los ciudadanos para desarrollar el cambio apelan a mensajes simples. Hay expertos en derivar la complejidad hacia la simplicidad e incluso a la simpleza.

La complejidad impone vías que deben resolver contradicciones, no siempre lineales, con frecuencia sinuosas, difíciles, que chocan con los eslóganes que reclamaron la adhesión de los ciudadanos. Los recelos pueden impedir el cambio.

Ilustración del artículo citado en “El País”. Ilustra y explica.

Branko Milanovic, profesor de la Escuela de Políticas Públicas de la Universidad de Maryland, pone de manifiesto en La ‘maldición de los ricos’ de Europa un par de cuestiones, la desigualdad y las migraciones, que las simplificaciones solo agravan. Las soluciones aberrantes se pueden encontrar en ambos extremos del espectro político.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.