¿Quiere el Rey hacer publicidad de La Milagrosa, clínica en la que ha sido operado y donde se restablece o rehabilita, según se prefiera? ¿O pretende avalar con su decisión de acudir a ese centro de pago el plan de privatización de la sanidad que la Comunidad de Madrid va a ejecutar sin dilación?

¿Tiene algo ver con todo ello el incendio provocado en la clínica, tal vez para iluminar mejor el centro en el que se apostan (no sé si también apuestan) decenas de informadores gráficos e incluso algunos ágrafos?

¿Se corresponde tal actividad promocional con un centro que pide ambulancias a los servicios públicos para trasladar a un infartado a tres kilómetros cuando su propio hospital se encuentra a doscientos metros?

¿O tiene que ver con Chavez, que buscó en Cuba la muerte que le podían acelerar en Venezuela?

¿Estaremos todos envenenados o nos estarán envenenando?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.