El hijo de Carlos tiene once años. Hace unos semanas celebraron en el colegio el Día de la paz y los derechos humanos. Algo así. El profesor preguntó a los muchachos si conocían a alguien que representara esos valores, la defensa de los derechos humanos, de la dignidad, de la lucha a favor de las víctimas, de la resistencia contra… El hijo de Carlos levantó la mano:

– Yo creo que conozco a una.

– Yo creo que se llama Esperanza. Un amigo de mi padre escribió un libro y él me ha dicho que ella era así.

Cuando Carlos me lo contó, me emocioné.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.