El primer editorial de la etapa de Soledad Gallego–Díaz como directora de El País parece una declaración de intenciones: Punto y aparte. Lo parece por el título mismo y lo parece por el contenido. Hace siete días el periódico fijaba su posición: “El resultado de la moción de censura exige una acción limitada y breve”. Hoy afirma: “Conminar al nuevo presidente para que convoque elecciones es tan inapropiado como exigirle que agote la legislatura”.

Efectivamente, Sol Gallego–Díaz es Punto y aparte. El rumor y la satisfacción recorren las redes.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.