1

Rajoy ya tiene su Perejil. Se llama Isla de Tierra. Allí ha enviado al ejército. Claro que, en tiempos de recortes, con tres militares bastan en una tienda de campaña.

– ¿Y la cabra?

2

Unos… con su raca-raca y otros que insisten en el despropósito.Dice Antonio Basagoiti en plena campaña electoral que «nos merecemos (el PP) gestionar el final de ETA».

– ¿Podría explicar esa afirmación en público sin sonrojarse? ¿O se encarga el argumentario a Mayor Oreja?

3

Tal vez el derecho más ansiado de Olvido sea, precisamente, el derecho al olvido: a que nos olvidemos de ella.

Podría cambiar de nombre, cualquiera menos Olvido, pero no parece tan sencillo.

Hay muchos empeñados en recordarla a cada rato. Los peores, los que dicen hacerlo con buenas intenciones, para abrir un debate ciudadano sobre el derecho a la intimidad o la privacidad, para reconfortarla en estas horas tan difíciles…

– ¡Qué mierda!

4

Esperanza Aguirre acusó necrófilos y criminales a los estudiantes que desearon su muerte durante un acto con el que pretendía inaugurar el curso. Pasadas unas horas decidió querellarse contra ellos.

Dos días después se conocieron –vistos y oídos– unos comentarios en los que ella misma deseaba la muerte de algunos arquitectos, con nombres propios y apellidos. Pasadas unas horas, pidió perdón.

¿Por qué no se acusó de necrófila y criminal? ¿Por qué no se querelló contra ella misma?

– Cualquier día.

5

¿Por qué Ana Pastor, la ministra de Fomento(¡por dios, no errar!) se parece cada vez más a Rajoy? En las expresiones, en la sintaxis, en ese pensamiento hecho de muletillas, de convenciones… En eso, en lo demás, ya eran idénticos.

–Me parecía a mi.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.