“El partido de Colau participará en el referéndum sin considerarlo un referéndum”, titulan los periódicos.

Luego, añaden que la dirección de la formación “apoyará la cita del 1-O si se entiende como mera movilización popular, pero no llamará a votar porque no lo considera un referéndum”.

O sea, anima a la convocatoria y rechaza la participación. ¿Se entiende?

El máximo representante del movimiento en Cataluña, Xavi Domènech, concluye: “Somos el único espacio político que representa la pluralidad de nuestro país”. Entendido: o “esto es un sinsentido” o “no sabemos por dónde tirar”.

¿Quién se fía del absurdo?

Tras los disparates que unos y otros nos haan arrojado, ¿queda alguien cuerdo por ahí?

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.