Somos tal para cual. Si Juan Alberto Entizne está mayor, yo también. Nos pasa lo mismo.

Escucho algunas cosas que cada vez me interesan menos. Izquierda Unida, en cuyo germen se encuentra el partido más estalinista del arco parlamentario (Gaspar Llamazares lo sabe), quiere un acuerdo con Podemos. Y Podemos lo quiere con Izquierda Unida, porque en ella no hay casta. Ya ve usted, con Cayo Lara.

Unos y otros se dicen dispuestos a conseguir una nueva mayoría de izquierdas. ¡Dios lo quiera! Pero, como Carrillo a estas alturas ya sabe, dios ni quiere ni deja de querer. Allá te las apañes. Y el apaño, según los prestos a la alianza, quieren una mayoría sin casta; o sea, sin PSOE.

Y así me ha venido a la memoria mi colega Entizne, otro tiznado, otro sucio, sin casta, pero con caspa.

Estamos tan mayores que todo lo que nos propongan que sea, como mucho, a cinco o seis años vista. Por nosotros, por supuesto, pero también por nuestros pobrecitos nietos: se merecen algo más que una milonga.

Y eso que me gustaba el tango… Pero, a la vejez, como que me tropiezo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.