Repetir las informaciones de otros sin investigar su veracidad… ¿es periodismo?

Dar por supuestas posibles ilegalidades sin valorar la cobertura legal de las actuaciones que se denuncian… ¿es periodismo?

Esparcir sospechas en el contexto social actual sin explicitar los intereses ocultos… ¿es periodismo?

Acusar a otros de las relaciones que el propio acusador ha mantenido… ¿es periodismo?

Compartir espacios supuestamente informativos con profesionales de la extorsión y del enredo… ¿es periodismo?

Admirando el empeño de admirados profesionales de repartir sospechas antes de establecer verdades, la pregunta se hace redundante. El camino es otro: investigar los datos y dejar la opinión en manos de los ciudadanos. Eso sí es periodismo.

– – – –

Para iniciar el debate a partir de una propuesta razonada y razonable podría servir el editorial de El País titulado Frente a las cloacas. Una reflexión impecable.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.