Los ciudadanos han decidido por mayoría muy cualificada que el principal antídoto contra el coronavirus es el papel higiénico. Basta darse una vuelta por los supermercados para comprobarlo.

La recomendación de higiene para combatir la pandemia ha incrementado el valor de los productos calificados de higiénicos. No hay otra manera de entenderlo.

Las personas que hemos tratado de proveernos de papel higiénico en varias ocasiones, y siempre infructuosamente, agradecemos la declaración del estado de alarma. Así el gobierno podrá establecer la dosis que corresponde no per cápita sino per culo.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.