Antes de que se cumpla una semana de la designación de Rafael Hernando como portavoz parlamentario del PP, un juez le condena por unas declaraciones que atentaba contra el honor de UPyD, a la que había acusado de financiación irregular. Con lo que él debe saber de eso, el juez le ha impuesto 20.000 euros de multa, le obliga a pagar costas y a publicar en dos medios nacionales la sentencia…

¿Es compatible esta sentencia, aunque vaya a ser recurrida, con el cargo de portavoz?

– Depende de las tragaderas de lo que este señor represente.

– Entonces es compatible.

Y tanto.

Esta mañana le plantearon su opinión sobre un hecho que acababa de ocurrir:  un hombre, desesperado por su situación económica, había estrellado su coche contra la sede del PP, cargado con material inflamable, para expresar su queja contra todos los políticos. Rafael Hernando convierte las críticas por vitamina y así el portavoz pepero respondió con un par, porque es hombre dado a exhibir su par cada vez que abre la boca; cuestión de automatismos: 

«Yo entiendo que es muy divertido el show, que es muy fácil conseguir audiencias en base a determinadas fórmulas en las que lo que se busca es desprestigiar, o sembrar el odio, o banalizar la actividad de los políticos y de la política… En la que cada mañana uno se levanta a ver de qué forma incluso a veces sin ningún tipo de razón sino con simples y burdas mentiras se dedican a reiterar determinados mensajes con los que estimular en ocasiones el odio sencillamente contra otra persona o contra una formación política. Y esto quizás debería llevar a la reflexión a algunos comunicadores que a mi juicio no hacen comunicación, hacen un falso periodismo que se basa sencillamente en estimular los instintos más bajos de algunas personas». 

De instintos bajos, ya se dijo, sabe.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.