– El director del centro ha salido un momento. No tardará más de diez minutos.

El visitante decide dar un paseo y regresar.

– No ha regresado todavía. No tardará más de diez minutos… Ha salido a desayunar.

El visitante decide tomarse un café.

– No ha regresado todavía. Si le quiere esperar, en un rato…

El visitante pasea. Llega una trabajadora del centro, explica al conserje que el director viene detrás, un par de minutos.

Llega. El conserje le explica que el señor del fondo quiere hablar con él, que le está esperando. El director se gira, cruza su mirada con quien le espera, se dirige a él, susurra…

– No tengo tiempo. Tengo muchas cosas que hacer.

¿Pensaba lo mismo media hora antes?

En un instante acepta la propuesta que el visitante le hace: la posibilidad de incluir en la programación del centro un documental que puede tener interés para el centro.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.