El PP quiere aprovechar su amplia mayoría en el Senado para tratar de conseguir la tesis doctoral de Pedro Sánchez, antes de que concluya la legislatura para añadir morbo a la campaña electoral. Habida cuenta de que en su momento se conoció casi todo de la susodicha tesis, parece más interesante pasar de la portada de los trabajos de Pablo Casado en sus supuestos másteres. Esa sigue siendo la verdadera asignatura pendiente: si se quiere, la única, merced a los muchos favores recibidos y a la magnanimidad de un tribunal que acalló la no resuelta reclamación popular.

Por eso, frente a la tesis de Sánchez (cierta, aunque tal vez mala. como tantas), la anti-tesis de Casado, la que nadie vio, tal vez porque nunca existió. La desfachatez del tronante Casado es digna de asombro.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.