A Grecia le sobran escribanos. Por eso, desde la víspera del referéndum hasta que concluya la des/negociación en Bruselas, en este lagar no se han publicado nuevos comentarios con firma propia, pese a la tentación que provocan unos y otros y sus posiciones más apriorísticas que realistas.

Tampoco se han publicado comentarios con firma ajena, aunque entre estos sí ha habido reflexiones más distantes y matizadas. A fin de cuentas, nada nuevo se ha producido en los últimos o, siquiera, nada que no fuera previsible antes incluso del referéndum.

Pero hay en Grecia una voz imprescindible: la voz de la crisis. Petros Márkaris viene concediendo desde hace semanas ocho o nueve entrevistas diarias. Hoy El País publica una cargada de matices, actitud crítica y buenas dosis de escepticismo. Por todo ello su interés está fuera de toda duda.

Ya citamos en su día otras lecturas convenientes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.