Se recomienda a los periodistas que cubren la información política que acudan a las ruedas de prensa, a los mítines y a casi todas partes protegidos tras un cartel aclaratorio:

“No somos gilipollas” / “No som gilipolles”.

Cada día más imprescindible. Para periodistas, sí; para ciudadanos en general, también.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.