En una situación tan decepcionante, lo peor son los argumentos.

La imbecilidad no se explica.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Luis

    ¡Enhorabuena amigo mío!
    La estupidez insiste siempre, decía el inteligente Albert Camus.
    El vulgo, la muchedumbre,….¡Hullamos! Y rápido, muy rápido..

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.