El desbarajuste más gordo de las cuentas públicas, el de la Comunidad Valenciana. Sus bonos son peor que basura.

Los fraudes más espectaculares, más de lo mismo con la ayuda de Baleares o el Ayuntamiento de Madrid. Son los lugares con la deuda pública más salida de madre (o padre).

La repanocha de todos los desajustes financieros, Bankia, dirigida por amigos de pupitre y un sabio del FMI.

Todos, absolutamente todos, dirigidos, como se ve, por amigos de ZP.

¿O no?

Bueno, queda lo de los ERE de Andalucía, pero eso es cosa de Rajoy, que, nada más enterarse, acudió a los tribunales.

Lo mismito que hizo el Rey cuando supo que en su casa había truhanes.

Érase una vez un lobito bueno al que maltrataban todos los corderos… ¡Qué malvados!

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.