Después del fraude de la investigación judicial sobre las taquillas falsas mediante las que a productores y distribuidores usurpaban las subvenciones al cine, se descubre otro milagro: el de José Luis Garci. La Comunidad de Madrid le regaló más de 15 millones de euros, a través de Telemadrid, para hacer Sangre de Mayo, su últimos bodrio maestro (dicho así, porque son una cosa y los amigos los califican de otra). 

Otra. El sueldo de Nacho Villa superó en el conjunto de sus cuatro años al frente de TeleCospedal el medio millón de euros en sueldos; además gastó 134.000 en tarjeta de crédito y cinco mil más en llamadas telefónicas a su corresponsal en Asia en solo seis meses; a la susodicha la contrató por 12.000 euros mensuales

Nadie dudaba de la cualificación ideológica de algunos protegidos del facherío. Y que las tapaderas en muchos casos han pasado por la televisiones públicas.

¿Por qué razón TVE ha contratado en las últimas semanas seis nuevas series para la programación del próximo año? ¿Por qué siempre aparecen en las productoras nombres como Cderezo, Frade, Lorenzo, Moreno…? ¿Por qué se han contratado nuevamente películas de los mismos de siempre e incluso las mismas de siempre?

Ya puestos, ¿a quién defiende el ministro de Cultura cuando pregona que es adicto a Cine de Barrio?

jpg

 

– Esto es otra cosa. Lo dice, de verdad; le gusta. Pidió que le entrevistaran en el programa…

Golfos y tontos. Pero eso no paran de dar lecciones de respeto, de democracia e incluso de austeridad.

Aún peor: por lo que parece, seguirán dándolas.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.