Una joven estadounidense, que en 2006 aspiró al título de Miss Adolescente ha reconocido que estuvo al borde del suicidio, abrumada por la repulsa  viral que suscitaron sus incongruencias y balbuceos cuando, durante una prueba de aquel concurso, le preguntaron por qué una cuarta parte de los estadounidenses no conseguían situar a su país en un mapa.

Si todo el mundo tuviera una pizca de la sensibilidad de aquella muchacha, España se habría quedado sin presente y sin futuro.

¿O no?

Pulse la opción que le resulte más sugerente:

Ésta        Ésa       Aquélla      Otra más

No es lo que parece. Estas notas no invitan al suicidio de nadie. Menos aún, a la depresión. A fin de cuentas, como dice un aforismo sabio: «No te tomes la vida demasiado en serio. De todos modos, no saldrás vivo de ella».

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.