El máximo responsable de Manos Limpias se plantea retirar todas las denuncias planteadas ante los tribunales de justicia, incluida la relativa al caso Noos. Si así ocurriera, la infanta Cristina quedaría absuelta automáticamente de los delitos por los que se la juzga en la Audiencia de Palma de Mallorca.

¿Y entonces?

monarquiaResultará inevitable el debate sobre la monarquía.

Por partes.

Si la infanta, miembro de la Casa Real, no es juzgada finalmente por la retirada del indeseable Manos Limpias, será exclusivamente por la obstrucción de la fiscalía y la abogacía del Estado al criterio del juez instructor; por el comportamiento del Gobierno, a quien corresponde ser el primer garante de la legalidad, contra el órgano judicial competente. Y esos hechos pondrán de manifiesto la impunidad de los allegados al Rey, por si no fuera ya insoportable la inviolabilidad del Rey establecida en la Constitución.

En consecuencia, los ciudadanos han ido acumulando motivos para saber que la justicia no es igual para todos. Porque en este caso no se tratará de un error judicial, sino de la complicidad del primer poder del Estado a favor de la impunidad de unas personas concretas.

Y por eso, incluso quienes habían renunciado a la urgencia de una revisión de la legitimidad de la monarquía como forma política del Estado, estarán obligados a exigir que ese asunto sea sometida a revisión.

Qué manera más rocambolesca de reivindicar lo que ellos no querían.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.