1

El primer acto al que tuvo que acudir como ministro le situó no solo ante los medios de comunicación que bien conoce sino, sobre todo, frente a sus propios twits  o a su atrevimiento. El titular de Cultura y Deportes tuvo que salir de la primera reunión del gabinete a la carrera para acompañar al Rey a despedir a la selección española de fútbol. Improvisó lo que pudo, abrazó con efusividad a Iniesta (mudo y atónito) y aseguró que no se iba a perder un partido, que les profesaba una admiración extraordinaria y que acabaría siendo el más forofo de los forofos. Ante tanta gradilocuencia, Isco, modoso, susurró en su auxilio:

– Poco a poco.

2

Los informes del ABC sobre el estilismo de las ministras repugnan. Por un momento me alegra comprobar que se las puede recibir de otro modo.

3

Dicen algunos que el nombramiento de Josep Borrell era un mensaje a los sectores conservadores. ¿El nacionalismo es de izquierdas? Volvamos a empezar.

(Estas notas fueron tomadas, a vuela pluma, en la mañana del 9 de junio de 2018 y están circunscritas a ese momento. Hubo otras antes)

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.