Hubiera sido un buen día para ir de viaje, pero el viento lo habría hecho incómodo y el arreglo de los radiadores y de algún desagüe obliga a permanecer en casa. El refugio del periódico alivia poco: más parados en octubre, nuevos recortes a los erasmus, cierre de quirófanos para trasplantes coronarios, subidas de impuestos y privatizaciones a cambio de nuevas dosis independentistas, embargos de palacetes regios por las deudas que puedan surgir de los procesos judiciales, nuevas denuncias de Bárcenas a dirigentes del PP… Seguimos en el fango.

El cincuentenario de Luis Cernuda  y el nuevo libro, póstumo, de Cabrera Infante  alientan la jornada entre turbulencias y plomos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.