Se revisten de expertos, de doctores, de sabelotodo…

Señalan con el dedo, enfatizan, gritan…

La información se traslada a través del gesto, del énfasis, de la reiteración…

Lo llaman comunicación. Pero es un asco.

Quienes la adulteran, ellos sí, son un problema. El riesgo del virus cederá antes que ellos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.