¿Para qué se invita a todos los militantes a votar en la primera vuelta, si la decisión final es cosa de unos pocos? Al margen del resultado, el sistema parece una chapuza. Carece de homologación y precedentes. No se entiende.

Pablo Casado, que no ganó entre los militantes, vende en el congreso del PP gracias a los compromisarios. Es presidente.

Fuera del hotel donde se disputa y sanciona el liderazgo las preguntas se dirigen en otra dirección: ¿convalidará la elección a efectos académicos?

Este PC resistirá. El PP es para gente recia, no se admite a flojos. Soraya, por lo visto, sembraba dudas.

¡Qué cosas! Ahora el PP es PC.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.