Europa se restriega los ojos.

El gobierno de coalición CDU-SPD en Alemania alienta el impulso de Macron. Algo es algo.

Los resultados electorales de Italia dejan a la tercera economía de la UE en la incertidumbre y la Unión, que es sobre todo económica, se resiente. Todo es efímero.

Los populismos más reaccionarios amenazan por doquier: Francia, Alemania, Holanda, buena parte de la Europa del Este… Acojonan.

Y los nórdicos, otrora adalides de la socialdemocracia y la acogida, se han vuelto de derechas y se atrincheran con la pretensión de protegerse. ¡Vida perra!

¿Y España? ¿Y Rajoy? Ni está ni se la espera. Hace honor a la siesta. ¡Basta!

¡Macrón, Merkel, salvadnos! ¡Horror!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.