La televisión confunde a la política

Los medios de comunicación desvirtúan la reflexión sobre los asuntos públicos. La televisión impone el espectáculo. En los debates no importa convencer, sino conseguir adhesiones; razonar, sino de discutir;comprender lo complejo, sino simplificarlo…