El Rey convocará a los partidos a consultas para propiciar la formación de gobierno. La perversión de este proceso continúa. El principal responsable de propiciar y tejer una salida espera mudo e inmóvil a que se la den hecha.

globalization42_00Luego, cuando la oposición mayoritaria apriete, acusará a los demás de ingobernabilidad. ¿Se acordará entonces de que en ningún momento ofreció el más mínimo compromiso?

Que nadie se extrañe: las terceras elecciones no se suspenden, se aplazan. Si la lógica impera y la oposición cumple ante sus electores y el gobierno persiste en su apatía, no habrá otro remedio. Se abre, pues, un periodo para el rearme.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.