Escribe una lectora en El País: “La verdadera sanidad es pública”.

Tiene razón.

Cuando la sanidad depende de la cuenta de resultados, la salud tiene un valor instrumental, de cambio. Ya no hace falta imponer recortes: vienen solos.

¿Por qué no poner a Hervé Falciani al frente del ministerio de Hacienda?

Recaudaría mucho más y mucho mejor que Montoro: este sí es capaz de destapar a algunos golfos y a sus golferías.

Arias Cañete, no metas más la pata, ¡vete!

Después de la ley de costas, la de montes, con slogan imponente: “Queme y urbanice. Gobierno de España”.

El PP avala a Cifuentes. La plataforma Antidesahucios no sólo es “filoetarra o proetarra”, que dijo la delegada del Gobierno, sino que “alienta a la izquierda radical” (Rafael Hernando) y tiene una “actitud nazi” (Antonio Basagoiti).

Los jóvenes peperos de Castellón han propuesto denunciar a los profesores que se desvíen de la ortodoxia que profesan.

¿Dónde regalan pasaportes sin bandera?

Fernando Savater se pregunta una cuestión trascendental en estos tiempos. Cuando el papa Francisco dijo que “si no caminamos, nos paramos” era antes o después de que el espíritu santo le asegurara la infalibilidad?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.