Ahora que es tiempo

 

Mis cenizas no harán más frondosos a los árboles ni más ligeros a los peces. Sólo mi memoria estimulará a algunos que tuve cerca –a mis hijas, eso espero–, y no tanto por lo que hice como por algo de lo que dije. Ellas saben.

>