Cinco días después de aquella incuestionable “lección democrática”, de aquel referéndum ejemplar, ¿qué queda?

¿Lo previsible?

A la luz de lo ocurrido, cabe revisar lo escrito en este lagar:

Un “no” claro, pero sin el “sí”.

Estado: en vilo.

Tiempo de verano: teatro clásico.

Decálogo a contramano, aunque la culpa sea de los otros.

Grecia y Europa: el espectáculo del cementerio.

Lecturas para días de reflexión.

El día de Grecia, ¿adiós Europa?

Miedo a lo solemne (día 7).

La voz de la crisis griega.

O tal vez vez, alguien aprendió algo.

¿Quién?

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.