Breves de puño y letra

Aquel tipo era un cursi. ¿A quién se le ocurre decir que el boñigo era nítido y escueto?

Dijo hidrofuga (así, sin tilde; con el acento fuera de sitio) y supuse que también lo había pensado sin hache.

¿Usted cree que apellidarse Aragonés difiere mucho de apellidarse Aragonès? ¿Tanto cambia tan poca cosa? Uno es un gentilicio de Aragón y el otro, se supone, de Aragòn. O sea, de Aragôn. Chimpún.

Hubo un tiempo en el que se hablaba de nosotros; ahora es más frecuente hacerlo de nos–otros o de nosyotros.

 

Artículo anteriorLecciones de un maestro
Artículo siguientePeriodismo, política, intriga…