Por Navidad, como en casi todos los períodos vacacionales, se estrena una campaña de seguridad vial, y la de este año es tan obvia y predecible como las anteriores. Del mismo modo que se puede concienciar y transmitir un mensaje claro y potente sin recurrir a la casquería como vimos en fumar mata, se puede concienciar del peligro de accidente sin agredir al espectador con sus dramáticas consecuencias. Lejos de bombardearnos con la violencia de los accidentes o de los mensajes cansinos sobre normas de circulación, Volkswagen (en Argentina) ha creado esta campaña que tiene la virtud de que el espectador vive con angustia una historia sencilla, no es necesario que la acción desemboque en un final dramático, se puede suponer desde el principio.

 

 

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.