Cosas de familia

Échame una mano, por favor.

Le dijo Ángel a su hermano Iñaki.

De apellido, Gabilondo.

Buena falta te hace, compañero.

Uno no se juega una carrera por ser jefe de prensa de su hermano.

¿Qué haría Iñaki entre los Redondo, Rodríguez y demás tahúres?

Artículo anteriorFicción para denunciar la realidad
Artículo siguienteRazones que se escabullen