28 de diciembre

Del “sí, podemos” al “sí, Podemos”

Paul Krugman se muestra en estos tiempos de fin del ciclo Obama bastante más confiado que en otros momentos. Eso le permite lanzar Mensajes de tranquilidad  hasta concluir: “En múltiples frentes el Gobierno (de EE.UU.) no ha sido el problema sino la solución. Nadie lo sabe, pero 2014 ha sido el año del ‘Sí, podemos’”.

Aquí, por el contrario, el Gobierno no ha sido la solución, sino el problema (o, al menos, parte de él) y por eso, nadie lo sabe, puede que 2015 sea el año del “sí, Podemos”.

27 de diciembre

La salida

Manuel Cruz publica en El Confidencial un artículo tan sencillo como claro: Independentismo versus reformismo (no hay otra). La salida es la que parece, pero hay especialistas en hacer imposible lo necesario. 

26 de diciembre

Afición letrada

La juez Alaya reclama todos los informes de todas las empresas públicas de la Junta de Andalucia. Nunca una tesis doctoral llevó tanto trabajo. A este paso cada vez es más probable que acabe pariendo un ratón.  

22 de diciembre

Día de expectativas

Abro el periódico: “El Tribunal Supremo decide hoy el futuro judicial de Mas por el 9N”, “IU abona el terreno para una ruptura del pacto en Andalucía”, “El juez decide si sienta a la Infanta en el banquillo por delito fiscal”. Todo hace indicar que se abre una semana de expectativas.

En esos instantes comienza el soniquete de la Lotería Nacional. Esa es la expectativa. La que queda, incluso para los que no jugamos. Que a algunos, al menos, le cambie un poco su puta vida.

Sin embargo, también el periódico advierte: “La Lotería, pura matemática“. O sea el que más puede más juega y el que más juega más expectativas tiene. ¿Entonces, para qué sirve la Lotería?

21 de diciembre

Jueces a la vista

Hace unos días tomé algunas notas:

“Los jueces desmontan la defensa de Gómez en el caso de Parla”. / “Investigan a Alaya por el caso Betis”. / “La sala principal del Supremo protesta por las injerencias del Gobierno”. / “Los jueces, contra el fiscal Horrach”. Y todo ello, inmediatamente después del cese-dimisión del hasta entonces fiscal general del Estado.

Cuando la política se pone fatal, ¿reaccionan los jueces? ¿Todos? ¿Solo algunos? jueces? ¿O es la realidad, tan brutal como la que vivimos, la que deja a los jueces sin otra alternativa que hacerse notar? ¿O la sorpresa procede, acaso, de lo que podemos esperar de lo que llamamos justicia?

20 de diciembre

Comunidad Valenciana

¿En la Comunidad Valenciana se produjo algún contrato que pueda estar libre de sospecha? Salvo los que ya han recibido una condena judicial, porque sobre ellos se ha pasado de la sospecha a la certeza.

¿El resto? ¿Alguien podría relatar, uno tras otro, todos los asuntos sobre los pesa una sentencia judicial? ¡Que memoria!

Hoy se da un paso más en la investigación del Gran Premio de Valencia de Formula, en el que los gobiernos de Francisco Camps y el actual de Alberto Fabra están camino de abandonar la sospecha para dirigirse a la certeza.

19 de diciembre

Inmigrantes

Veinte muertos en una patera; ocho de ellos, niños, en su mayoría apenas unos bebés. Salvamento Marítimo, avisado, se demoró porque la policía marroquí también había sido requerida para intervenir.

En este tiempo, en el que muchas personas que empezaban a creerse en tierra firme tienen que reconocer la experiencia de su vulnerabilidad,  los inmigrantes representan la extrema condición  de vulnerables.

17 de diciembre

Lectura

A Ignacio Vidal-Folch hay que leerle siempre. Por lo que dice y por cómo lo dice. Porque no se esconde y porque se arropa con bagaje cultural imponente. Lo último: Trenes llenos de psiquiatras, en El País, de hoy. 

15 de diciembre

Duda infantil

Si usted tuviera seiscientos mil euros a mano, ¿se los entregaría a Hacienda?

¿Se los entregaría yo, si los tuviera?

Basta la duda para que usted y yo hoy debamos sentirnos mucho menos solidarios que la ex–infanta Cristina.

Si nada le obligaba a ello, según ella…

¿Y si fuera una fórmula de ahorro?

Entonces sería otra cosa.

14 de diciembre

No saber lo que se hace

Paul Krugman habla hoy de Grecia. Deduzco una interpretación: Grecia vuelve a ser Grecia, pese a su intento de dejar de serlo; o tal vez, Grecia vuelve a ser Grecia porque alguien quiere que no deje de serlo. En cualquier caso, para mal. No hacen falta interpretaciones ni deducciones para algunas reflexiones del nobel de Economía: ante el auge de partidos como el Frente Nacional en Francia, La Liga Norte o el Movimiento Cinco Estrellas en Italia, los partidos antiinmigración en Gran Bretaña… “hay una razón por la que están en auge. Esto es lo que pasa cuando una élite se arroga el derecho de gobernar basándose en sus supuestos conocimientos, su comprensión de lo que se debe hacer, y luego demuestra que, en realidad, no sabe lo que hace y es demasiado inflexible ideológicamente para aprender de sus errores”.

Del artículo mensual de Antón Costas –siempre digno de atención–, Reformistas miopes, marco dos frases:

1. en lugar de atender solo a la competitividad y la eficiencia, “las reformas económias deben ser evaluadas en función de sus efectos sobe la desigualdad, el empleo y las oportunidades”.

2. “una política favorable a la emancipación de los jóvenes de 19 a 33 años hará más por la creatividad de la economía y el crecimiento que diez reformas convencionales”.

 

13 de diciembre

Tiempos emotivos

Entresaco la reflexión de un artículo de Fernando Vallespín sobre otros asuntos. Según él, estos son “momentos tan cargados de emociones, donde la política parece haberse convertido en una subdisciplina de la filosofía moral o en el reflejo de pasiones identitarias”. Y esa realidad tiene consecuencias.

12 de diciembre

Modos de robar

Cuando la presidencia del Gobierno contrata a becarios sin sueldo para distribuir su propaganda y la Abogacía del Estado a parados voluntarios (es decir, no retribuidos) para que trabajen de administrativos, conserjes, etcétera, ¿cómo se puede pedir a las empresas que cumplan las obligaciones o que se reconozcan a los ciudadanos sus derechos laborales?

Pues esto es lo que hay. ¿Cuánta diferencia hay entre esto y robar de la caja de los ere? ¿O robar, simplemente?

11 de diciembre

Historia inversa

Rajoy da por acabada la crisis y, para celebrarlo, inventa lo obvio (asunto en el que se cree experto). Dijo él ante un nutrido grupo de empresarios: “La crisis es historia del pasado”. Y la gente, a la vista de lo que sabía por su propia experiencia, interpretó que estaba haciendo historia del futuro. Nada más irreal.

10 de diciembre 

Un espacio para el debate y la cooperación

La Cumbre Iberoamericana de Veracruz no ha ofrecido muchos resultados pero ha puesto de manifiesto, sobre el tapete, algunos asuntos relevantes de la realidad latinoamericana, con sus diferentes planteamientos políticos, sus distintas alianzas o sus resultados sociales tan distantes. Varios modelos dignos de consideración con efectos distintos y contradictorios en sí mismos… Un continente que, al menos, ensaya y contrasta fórmulas para salir del atolladero. Quizás nunca una cumbre iberoamericana pudo ser más rica en cuanto a puntos de vista, a la variedad y riqueza de los posibles debates e incluso al eje de las propuestas: sobre todas ellas, la educación.

Sin embargo, pasó desapercibida, ocupada en si acudían unos o faltaban otros. Y en zanjar a la carrera un compromiso que todos consideran obligado por razones de imagen. Con la nostalgia de aquella primera cumbre en Guadalajara, a la que asistí, aún sueño algunas noches en que pudo ser una idea siquiera razonable. Latinoamérica en el corazón, quizás. Hasta ahora, sin embargo, casi nada.

8 de diciembre

La prueba del algodón

Íñigo Erregón, Tania Sánchez… La política es así de dura. Mucho más en esta época donde la sospecha se nutre de la lluvia sobre mojado del fraude, la corrupción y el delito, y todo lo sucio, y hasta lo oscuro, es mierda, sin matices.

A él, de Podemos, y a ella, de IU, los ha atrapado la tormenta y las ganas que tenían de pillar a alguno de los que se presentaban puros.

En el actual estado de la corrupción ya solo sirve la prueba del algodón. Si al pasarlo por la piel la celulosa pierde brillo o blancura, se da por supuesto que dejándola sobre la mesa acabará marrón.

6 de diciembre

¡Milagro, milagro!

El papa Bertoglio decidió p

 orden en las finanzas de su reino en este mundo y ha tropezado con tres mil cuentas sospechosas, muchas de ellas a nombre de particulares y escondidas del balance oficial. El cardenal Pell es el encargado de desfacer tanto entuerto. Si el papa quería “una iglesia pobre y para los pobres”, su asesor financiero asegura que “una iglesia para los pobres no debería estar mal gestionada”. Y para empezar con la buena gestión a los cardenales se les impuso el menú del día (y la carta gourmet de los restaurantes a los que acudían) y cabe la posibilidad de que en breve les adjudiquen una libreta (de racionamiento) a cambio de sus cuentas corrientes en el Instituto para las Obras de Religión, una vez descubierto que “El Vaticano encuentra cientos de millones ocultos”.

– ¡Milagro, milagro!, han gritado a coro los monseñores.

4 de diciembre

¡Viva el comunismo!

“Una amnistía para los capitales que regresen país, congelar impuestos cuatro años al empresariado, exenciones fiscales temporales para las nuevas compañías, reducción de gastos del Estado y limitación de las inspecciones que amenazan la propia existencia de los negocios con un ‘control total e interminable’”. Esta es la propuesta de Putin para resolver los males de la economía rusa, según cuenta la corresponsal de El País en Moscú.  (El Kremin recurre a una amnistía para reducir la fuga de capitales).

Se lo leo, recién levantada, a mi cuñada; me mira, alza el puño, grita:

– ¡Viva el comunismo!

2 de diciembre

No es lo mismo la mano que la pata

Se lo dijo Juan Cotino al juez: “Puedo haber metido la mano, pero nunca la pata”. Se lo dijo al juez. Y empezaba a sentirse tan pancho cuando se dio cuenta de que debía rectificar, que, aunque fuera por primera vez… había metido la pata. Lo de la mano ya daba igual. El magistrado no se inmutó ni primSero ni después, pero los ciudadanos saben que don Juan en aquella respuesta fallida había dicho la verdad y que por eso no tendría que confesarse.

El tribunal no debe funcionar como el confesionario, ni las arcas públicas como el cepillo de la iglesia, ni la pena del delito con el avemaría y el padrenuestro de la penitencia. ¿Podemos estar seguros de esto último?

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.