31 de mayo

¿Han visto a Renzi?

No sabemos a dónde va, pero está tan contento…

 

30 de mayo

De un tiempo a esta parte, sobre todo atendiendo a algunas series de televisión made in Spain, me asombra la predisposición de los guionistas al contorsionismo. Los brazos asoman por las orejas y la cabeza por el culo. Y me quedo enganchado ante lo incomprensible. ¿Será este un país de desvertebrados?

 

29 de mayo

Un día escribí sobre las tribulaciones de un autor en busca de editor. Algún día de estos haré una versión sobre las tribulaciones de un documentalista en busca de un productor.

El problema no radica en los oficios sino en los comportamientos, los intereses, el respeto al otro o la decencia. Y quizás, algo más.

 

28 de mayo

Una sentencia condena al conseller valenciano Rafael Blasco a ocho años de prisión por chorizo. Una periodista interroga a quien fuera su presidente, Francisco Camps:

– ¿No sospechó nada?

El ex, muy serio, medita:

 

– No, nunca.

El ex, más serio, aún medita más:

– Ni yo ni ustedes.

Yo es tonto. O peor. Se sabía.

 

27 de mayo

Titulares:

“Gallardón encarga a El Corte Inglés un inventario del Registro Civil”. Hasta la vida y la muerte pertenecen al mercado.

Podemos no sería coherente oponiéndose al derecho de autodeterminación”, dice Paula Quinteiro, candidata gallega de la formación. ¿Y defendiéndolo sería de izquierdas?

Fernández Díaz elige el Valle de los Caídos para ‘meditar’. El ministro el Interior acude en coche oficial y con escoltas a la Abadía, donde reza junto a los monjes y conversa con ellos”. Este ministro es un esperpento y la zarzuela no le merece.

 

26 de mayo

Pasadas las elecciones, se sigue hablando de fútbol. Encuentro algo que merece la pena. Lo escribió Luis García Montero hace un par de días. Hasta en eso este escritor de cabecera nos evita a otros devanarnos los sesos, las meninges y hasta los dedos para tratar de expresar lo que a él le surge. El fútbol cuesta arriba, explica en InfoLibre. Queda suscrito, sin necesidad de acudir al Bernabéu.

 

25 de mayo

La desigualdad, en el centro del debate. No solo en Europa, también en Estados Unidos. Ahí se encuentra la brecha que rompe el sueño americano; en el punto donde el pensamiento único exhibe su fracaso. La crónica que publica Marc Basset en El País muestra la actualidad de la cuestión: está de moda. ¿En qué mundo vivíamos para que hubiéramos olvidado o despreciado algo tan elemental?

Tan elemental como que la primavera, otrora patrimonio de El Corte Inglés, pertenece por razones obvias… a los banqueros. Paul Krugman concluye su artículo de hoy así: “La historia de la política económica desde 2008 ha sido la de un notable doblerasero. LOs malos préstamos siempre suponen errores por ambas partes: si los prestatarios fueron irresponsables, también lo fueron los que les dejaron el dinero. Pero cuando llegó la crisis, a los banqueros no se les consideró responsables de sus equivocaciones, mientras que las familias corrieron con todos los gastos”.

“Y resulta que negarse a ayudar a las familias endeudadas no solo ha sido injusto; también ha sido una mala decisión económica. Wall Street se ha recuperado, pero Estados Unidos no, y la causa fundamental es el doble rasero”

O sea, que se ha conseguido lo que se pretendía. ¿O tampoco nos habíamos dado cuenta?

   

22 de mayo

El día 15, como consta más abajo, ya andaba sobrecogido por la conjunción planetaria que habría de acontecer en Barcelona, precisamente ayer: Elena Valenciano y Manuel Valls. Y más (Mas, no): Felipe González y Martin Schultz. Como no estuve allí y cada vez me fío menos de los resúmenes de prensa, solo puedo decir que este primer ministro francés, nacido en Barcelona, capaz de encender al auditorio en español, catalán o francés, es un pájaro. Quizás no confíes en él, pero dan ganas de hacerlo. Y si lo comparas con lo que tenemos por aquí, a tomar por saco el nacionalismo rancio: si hay que ser algo, me haría francés; mas no me fío (Mas, seguro, aún menos).

21 de mayo

El twit, al paderón. Esa es la consigna. Ya sea por culpa de la asesinato de la presidenta de la Diputación de León, por la pérfida derrota del Real Madrid de baloncesto ante el judío Maccabi o por porque el atentado del gobierno contra la justicia universal ha habido gente que en menos de 140 caracteres ha blasfemado, denigrado o, sencillamente, cabreado mucho, mucho, mucho. Y eso no lo puede soportar una sociedad decente. Pero producen escalofrío los aspavientos del gobierno, del lobby judío o de China (colmo para echarse a temblar, ahora que va a tener gas para dar y tomar).

Los twits no se han inventado esta semana. Que se lo pregunten a las mujeres feministas, a los miembros de la plataforma antidesahucios, al doctor Montes, a las mareas de cualquier color. ¿A qué vienen ahora tantas cruces? Simplemente, a que los twits han cambiado… de destinatario.

Y en este punto, ¿que es más grave: un twit agresivo o el abuso de poder, un twit hiriente o el aplastamieanto de los derechos en Palestina, un twit cabreado o la impunidad de quienes mandan?

El ministro del Interior lo tiene claro. El de Justicia y su brazo armado, también.

Para tranquilizarme leo la entrevista de Natalia Junquera a  Benjamin Ferencz, fiscal de los juicios de Núremberg, que hoy publica El País. Para animarme…

¿Actuará el ministro de Interior contra este anciano? Que no se fíe. 

20 de mayo

Firmaba Sara y enviaba un twit que decía: “¡Que alguien me pegue un tiro!”. Por el momento, desconozco si para bien o para mal, no ha habido respuesta.

18 de mayo

Doble página de entrevista al ministro Soria. Está pendiente la autorización de la compra del 70% de Canal+ por Telefónica.

♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

Las lecturas dominicales no dan para demasiado. Thomas Piketty sigue siendo la estrella. De él hablan los más ilustres analistas. Hoy, por ejemplo, Moisés Naím y Kenneth Rogoff. Antón Costas aborda asuntos menos teóricos en Las tres D que ensombrecen Europa: desempleo, desigualdad y deflación, lo que implica, por supuesto, una nueva cita de Piketty. Y por si fuera poco, para una vez que Paul Krugman abandona la cuestión recurrente para reflexionar sobre el cambio climático, sus efectos y sus riesgos, lo hace poniendo de manifiesto que los republicanos norteamericanos están dispuestos a convertir a todos los que se preocupan por el asunto… al marxismo. Este Piketty les ha hecho un lío. Y aquí, sin enterarnos.

17 de mayo

Diguem no. Fue un himno, pero algunos de los que más abusaron de él han decidido, ahora, repudiarlo. ¿Para que nos vayamos entendiendo o para que dejemos definitivamente de entendernos?

Antonio Muñoz Molina, El que dice no, me impide desarrollar mis propias consideraciones. Las suyas son mejores.

♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ 

Me interesan la reflexión de Sami Naïr sobre Europa (La Europa de los pueblos, en El País), porque fija horizontes y aspiraciones razonables -por lo menos, para seguir viviendo- y la de Xavier Vidal-Folch (Europa se coló: ¡bravo!), también en El País), porque no todo debe ser pesimismo, ¡qué caramba!

Se pueden añadir a la reflexión de ayer de Juan Sauceda, lo que él consideraba su última gilipollez.

 

16 de mayo

Mejor no opinar.

El asesinato de Isabel Carrasco me dejó estupefacto. Sin embargo, me alegró que, desde el primer momento, la necrológica no adquiriera la salmodia póstuma del panegírico, sino que (al menos, en algunos medios) advirtiera de aspectos de la vida y azares de tan poderosísima señora. Me sublevó, luego, la reacción institucional, desmesurada: no había sido un atentado y hay demasiadas muertes que reclaman tanta o más solidaridad y que esas mismas instituciones pretenden hacerlas pasar de tapadillo.

A la mañana siguiente me remitieron correos ingeniosos que recriminé. Horas más tarde, me rebele contra la persecución a los autores de comentarios como los que habñia recibido: el mal gusto puede ser memez (y hasta me parece mucho), mas no delito. ¿Hace falta explicarlo? 

La furia de guardianes de las buenas costumbres (las que le ¡s vienen bien) acaban justificando los disparates. ¿Qué nos queda?

 

15 de mayo

Un día de estos está prevista la celebración de un mitin de Vallsenciano. ¡Qué interesante!

Una demostración de que el debate entre PP y PSOE, derecha pura y socialdemocracia venida a menos, y la disputa sobre la herencia recibida, tiene un único objetivo: saber quién la tiene más corta.

 ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ 

El debate de la herencia recibida es falaz, porque ¿dónde empieza la cuenta: en el franquismo, por ejemplo? Puede parecer una boutade, pero tendría sentido. Todavía los hay abrazados a la cruz de los caídos.

 

14 de mayo

 

Asegura Antonio Elorza que “con un 50% o más de la población vasca cuyo primer apellido es castellano, el 80% de los parlamentarios de PNV y Bildu llevan uno, la mayoría los dos, apellidos vascos. Siete de nueve miembros en el Gobierno vasco. No cuentan los electores sino la hegemonía del nacionalismo”.

 

No acabo de entender bien la estadística.

 

–      ¿Por qué el primero?

 

–      ¿Por qué uno o los dos?

 

–      Y ya puestos, ¿Por qué el nacionalismo?

 

Esta última solo la hacemos los que no lo entendemos.

 

13 de mayo

 

Me ha cautivado la explicación de Claudio Scajola, tres veces ministro de tres ministerios distintos con el único dios italiano en ejercicio, Silvio Berlusconi (ahora en el huerto de los olivos después de la opípara cena de su propia vida), cuando le pidieron explicaciones por el piso de 250 metros cuadrados que una empresa le  había construido frente al Coliseo.

 

–      Ha sido sin mi consentimiento.

 

Y descansó.

 

12 de mayo

Para abundar lo último que escribí ayer llegan nuevos motivos.

 

11 de mayo

Hay datos que impiden defender el régimen heredado de Hugo Chavez, ese populismo en nombre del libertador Simón Bolívar que aniquila derechos civiles. Los casos publicados por Human Rights son mucho más que una denuncia: equivalen a una descalificación.

Y sin embargo no olvido lo que, desde una posición distante e incluso crítica, me transmitió un dirigente ecuatoriano digno de aprecio y, por supuesto, respeto: “La caída del chavismo sería funesta para la izquierda latinoamericana”.

La izquierda ha sido tantas veces víctima de sí misma y de quienes dicen actuar en su nombre defraudando ilusiones e ideas…

♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ 

Dos artículos sobre economía que abundan en las cuestiones de cadadía: Uno, de J. Bradford Delog: El problema de la derecha con Piketty. Otro, de Paul Krugman: Eso sí que es ser rico. Ambos, en El País. 

Es igual. No importa la razón sino el poder. Y ese es de otros, mientras miramos.

 

10 de mayo 

El Gobierno renuncia a la mezquita a de Córdoba a favor de la Iglesia. No es broma. Se sabía que iba a ocurrir y ha ocurrido. Cosa de las inmatriculaciones, del despojo de los bienes públicos en beneficio del poder que no es de este mundo. Una vergüenza: Mucho más.

♦ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦

Al alcalde de Valladolid le quiere inhabilitar la fiscalía por desobediente; en realidad, por mangante, por negarse a derribar su propia vivienda (y alguna más de su propiedad), porque era ilegal. Además de alcalde y propietario, era también vicepresidente de la entidad que edificó todo el inmueble. Amén de miembro cualificado del PP y muy amigo de José María Aznar/Ana Botella, de quienes conocía intimidades no compartidas con ningún otro afín.8 de mayo 

 

9 de mayo

A Franz Gehry le han concedido el premio Príncipe de Asturias. No figura entre los santos de mi devoción. Me parece una arquitectura egocéntrica, artificiosa. Absorbe tanto protagonismo que desvirtúa lo que debía favorecer: en el Gugemheim, por ejemplo, sus contenidos, las exposiciones. En otros lugares, la música, la comunicación, la relación humana. Impone el espectáculo en detrimento de la vida.

Escrito esto, encuentro explicaciones realizadas con mayor sutileza. Léase, por ejemplo, a Anatxu Zabalbeascoa.

 

5 de mayo

Cuando viajé por primera vez a Yugoslavia, un país peculiar dentro del bloque del Este, comprendí que estaba llamado a la división y a la confrontación: ni la , porque la mayoria de las divisiones se han hecho con escuadra y cartabón; resulta más fácil. Solo el dictador, un croata con intereses de serbio, alimentaba la ficción.

Muerto Tito, llegó la barbarie; de la que a duras penas tratan de recomponerse por separado.

Algo parecido ocurrió en la Unión Soviética. Abierta la espita de la perestroika y la gladnost gorbachovianas, se desataron agravios y ambiciones, sueños y rencores ancestrales. Yeltsin acosó al líder que más contribuyó a la liquidación del bloque del Este y hasta del telón de acero y emprendió un camino hacia ninguna parte del que brotaron intereses, corrupciones y fórmulas de gobierno y poder abyectas. La desmembración se convirtió en objetivo e instrumento, aunque nunca faltaron ambiciones imperiales de la  vieja Rusia.

Putin, el dirigente que emergió de aquellos lodos, con la complicidad de quienes desconfiaban del fango, ha embarrado definitivamente el panorama. La podredumbre invade a la antigua unión. Ni Stalin ni Khruschev van a volver, tampoco hacen falta alguna: ellos también son responsables.

 

4 de mayo

Ya lo advertí: se ha puesto de moda (véase la entrada de este diario de 26 de abril) y, por una vez, la moda, además de tener razones, provoca –quizás por ello– indignación. No está mal que se indignen los que suelen indignarnos.

Lo explica Paul Krugman: El pánico a Piketty. Promovamos su canonización, aunque puedan asociarle con Juan Pablo II o Juan XXIII.

Hay cada asociación o comparación… Véase:

“Montserrat Caballé, imputada por delito fiscal, es el último personaje perseguido por Hacienda como antes lo fueron Lola Flores, Isabel Pantoja o Ana Torroja”.

El subtítulo de la noticia El fraude de los famosos debe haber irritado a la soprano y no tanto por  la actuación como por la comparación.

Tan grave es la ofensa que, si alguien se anima, se debería promover una colecta o un crowdfunding universales para sufragar la deuda. O para que la abonen los tanta mala leche.

 

2 de mayo 

Antes de se olviden o se pierdan, dos comentarios: Paro y fraude: lo mismo, de Xavier Vidal-Folch, y  Plan de inestabilidad, de José Carlos Díez. Porque sin que se les pueda considerar fundadores del 15M ni de las CUP miran en dirección distinta a los que nos vigilan. Uno, destacando que el Gobierno renuncia a corregir el paro y el fraude. Otro, señalando (lo hizo ayer, pero hoy es 12 de mayo) que, pese a todo, Francia no es España.

1 de mayo

Es 1 de mayo. Enmanuelle Béart lo explica en El País. “No somos el único país en una situación delicada, ¿verdad? [risas] Esta Europa que tenía que ser de paz deviene hoy en una Europa estigmatizadora. Nadie ha plantado raíces por la unión. Cuesta levantar la voz como europeo en un mundo en que cambian los equilibrios constantemente. Yo prefiero considerarme europea antes que francesa. Pero entiendo la falta de confianza general en el proyecto continental. Vivimos un marasmo en el que la gente se hunde y que lleva al crecimiento de los extremos: eso es lo aterrador, porque el Frente Nacional encabeza todas las encuestas. Este Gobierno socialista con el que personalmente he soñado mucho… Quiero creer que las cosas pueden mejorar porque si no toda mi vida de ciudadana comprometida se hundiría. Estoy en estado de desequilibrio, todo el sistema está fallando: salud, educación… Mis raíces son múltiples: mi madre era grecoitaliana, mi padre rusoespañol, mi corazón es latino y mi alma eslava. Uf, vivimos momentos angustiosos. ¿Qué valores voy a transmitir a mis tres hijos?”.

O sea: Las circunstancias cambian, las decepciones permanecen; solo estas últimas forman nuestra identidad.

♥♥♥♥♥

Si lo se puede hacer es lo que se hace, ¿para qué elegir a quienes nos gobiernan?

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.