Puede ser un divertimento, una parodia o un esperpento. Se trata, en cualquier caso, de la novela de un tipo joven y con mucho ingenio. Aunque parezca un juego, retrata a esta sociedad tecnológica y confiada en lo alternativo (o simplemente, en lo esotérico), a la impudicia de los medios de comunicación y en particular de la televisión, a las triquiñuelas del poder que amplifica lo que le interesa para ocultar lo que le importa, y a otros muchos asuntos cotidianos.

9788408144670Quizás se trate de una exageración o un desatino, pero se nutre de hechos absolutamente reales (el circo que se montó en España con la crisis del ébola, las actuaciones de grupos nazis o de hinchas deportivos, las comparecencias públicas de determinados dirigentes públicos, ciertos personajes mediáticos, alguno con nombre y apellido propios).Todo eso es El crimen del vendedor de tricotosas, una novela de Javier Gómez Santander, publicada por Planeta (2015).

Sin embargo, por encima de lo señalado, lo más poderoso de esta obra es el ingenio que desborda el protagonista, basado curiosamente en la contradicción entre lo increíble y lo auténtico. Daniel Ortiz es un filósofo de barrio que disparata con el mismo vértigo con el que actúa bajo el lema de “lo mejor, no pensar”; un tipo nacido para sobrevivir en la impostura de una sociedad confortable, de un modo de vida convencional y frustrante, de unos medios de comunicación disparatados.

imagesIngenio, pues, y como consecuencia, humor; un sentido del humor formidable que invita a leer la novela de un tirón y, aunque la chispa en algún momento se ralentice, apreciar la agudeza de la ironía o de la burla. El disparate no está tanto en lo que Javier Gómez Santander relata como en lo que refleja. Realismo sin caricatura, la vida deformada por una lupa, la mirada del escritor, capaz de hacer inverosímil lo cotidiano. Por eso, El crimen del vendedor de tricotosas tiene mucho de esperpento; en el sentido más digno (el valleinclanesco, del que aprendimos tanto).

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.