Debate del estado de la nación. Una manifestación del alejamiento entre la sociedad y sus dirigentes. Sus señorías se dirigen a sus señorías esperando que los consumidores de papeletas acudan a su propio stand. Los ciudadanos podían esperar que sus representantes se ocuparan de sus problemas. Sin afanes de mercadotecnia.

Cuando la política no depende de los mercados, algunos políticos (tal vez, muchos) la transforman en un mercadillo de baratijas y chalaneos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.