La pandemia de la Covid 19 se ha cebado con los mayores y, en particular, con las personas alojadas en residencias. Madrid acumuló historias para no dormir. Cientos de personas a las que se negó la asistencia sanitaria, niveles de atención lamentables por unas empresas más atentas al lucro que a la atención, una actuación indolente de la administración regional…

El mejor ejemplo, la Operación Bicho.

Y por si hacía falta mayor claridad (o mayor perplejidad, según se mire), léase con detenimiento esta inocente entrevista que Fernando Peinado publicó en El País a la que iba para reina y se quedó en plebeya, Encarnación Burgueño. A algunas personas basta con dejarlas hablar para que, queriendo o sin querer, lo cuenten todo. Un ejemplo de la sencillez del buen periodismo.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.